Premios y Alfombra Roja

publicidad
17 de febrero de 2013 • 08:27 PM

"Blancanieves" triunfó en una gala de los premio Goya reinvindicativa

 

La película "Blancanieves" de Pablo Berger fue la gran triunfadora este domingo en la gala de entrega de los premios Goya del cine español, al alzarse con diez galardones en una ceremonia crítica con los recortes del gobierno español.

"Blancanieves", que partía con 18 nominaciones, se llevó el Goya a la Mejor Película así como el de Mejor Actriz, que fue para la española Maribel Verdú, o el de mejor guión, que fue para el propio Berger.

Verdú cautivó con su interpretación de una malévola enfermera casada con un torero paralítico, en una atípica versión de la cruel madrastra del cuento de los hermanos Grimm, ideada por Berger para esta película muda y ambientada en la taurina Sevilla de los años 1920.

En esta personal versión, el rey es un diestro de renombre paralizado a raíz de una cornada -interpretado por el actor mexicano Daniel Giménez-Cacho-, quien, a pesar de los esfuerzos de la madrastra, por alejarlo de su hija Carmencita, entabla a escondidas una relación con la pequeña en la que ésta poco a poco aprende los gestos del toreo.

"Me has regalado la mala, más mala del cuento. Ha sido una gozada", dijo una sonriente Verdú a Berger, al recoger su segundo Goya, tras el que logró en 2007.

La actriz dedicó su premio a "todos aquellos que han perdido su casa, su futuro, incluso la vida por culpa de un sistema injusto", en referencia al problema del desempleo y los desahucios que sufren muchos ciudadanos en España. Verdú fue uno de los varios participantes en la gala que se mostraron críticos con los recortes y subidas de impuestos aplicadas por el gobierno conservador español en su afán por reducir el déficit público, lo que en la cultura se ha traducido en una subida del IVA del 8 al 21%, criticada por el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho.

El hecho más grave en 2012 "ha sido el de la brutal subida del IVA de la cultura y por tanto en el cine", dijo González, asegurando que "el consumo cultural ha tenido un fortísimo descenso y por tanto una una menor recaudación, acompañado de fuertes costes sociales, cierre de empresas y aumento significativo del paro que ya alcanza cifras alarmantes".

González también arremetió contra la piratería en una gala en la que su conductora, la cómica Eva Hache se mostró muy ácida con puyas a los recortes en educación y sanidad o a los problemas judiciales de Iñaki Urdangarin, yerno del Rey de España.

Algunos de los presentes lucieron pegatinas en sus trajes con el "NO" sobre unas tijeras que se ha convertido en símbolo contra los recortes y el flamante premio Goya al Mejor Actor, el veterano actor español, José Sacristán, aseguró hacer "mías las palabras del presidente de la academia y de Maribel".

Sacristán logró el primer Goya de su amplísima carrera por su interpretación de un viejo sicario enfermo en "El muerto y ser feliz" de Javier Rebollo.

El premio al Mejor Director fue para Juan Antonio Bayona por "Lo imposible", otra de las grandes favoritas de la noche con 14 nominaciones, de las que sólo se llevó cinco.

La espectacular producción sobre una familia que busca volver a encontrarse tras el tsunami que arrasó Tailandia en 2004, protagonizada por los actores Ewan McGregor y Naomi Watts, no pudo con la particular versión de "Blancanieves" de Berger.

Sin embargo, la gran derrotada de la noche fue "El artista y la modelo", la última película del director Fernando Trueba, que partía con 13 nominaciones, incluidas las de mejor director, película, actriz y actor y no logró niguna estatuilla.

La comedia cubana "Juan de los Muertos" de Alejandro Brugués se alzó con el premio a la Mejor Película Iberoamericana y otra comedia, esta vez francesa, "Intocable" (Amigos), de Eric Toledano y Olivier Nakache ganó el Goya a la mejor película europea.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.