publicidad
13 de septiembre de 2012 • 06:46 PM

Los coptos de Los Ángeles se desvinculan del polémico filme sobre Mahoma

 

La Diócesis Copta Ortodoxa de Los Ángeles rechazó hoy públicamente cualquier vinculación con los autores del filme "La inocencia de los musulmanes", que se rodó en esa localidad y ha desencadenado una ola de protestas violentas contra EE.UU. en varios países árabes.

Los responsables de la producción, que parece hecha por aficionados, se encuentran en paradero desconocido, si bien una persona que responde al nombre de Nakoula Basseley, de 55 años y residente en Los Ángeles, admitió el miércoles haber sido uno de los promotores de la película.

Besseley se declaró cristiano copto y aseguró que colaboró con la logística de la filmación, que se rodó en el condado de Los Ángeles en agosto de 2011 y que ridiculiza el Islam y su profeta Mahoma, según confirmó el diario Los Angeles Times.

Como respuesta al controvertido vídeo, grupos de exaltados atacaron el consulado de EE.UU. en Bengasi, en Libia, y mataron al embajador Chris Stevens y a otros tres ciudadanos estadounidenses. Los altercados se repitieron en Egipto y Yemen, donde también se registró un fallecido.

"Los productores de esta película deberían ser responsables de sus acciones", indicó en un comunicado la Diócesis Copta, que pidió que se desvinculara su religión y a sus fieles de los "esfuerzos de individuos que tienen otros fines".

"Los coptos en la diáspora nunca participaron en ninguna humillación o violencia contra quienes a menudo persiguen a cristianos. No es cristiano responder al odio con odio. Si quemar la Biblia está mal, entonces quemar cualquier libro respetado por otros es igualmente erróneo", se indicó.

Se sospecha que Nakoula Basseley podría haber sido, además del productor, el guionista y el director de "La inocencia de los musulmanes" con el seudónimo de Sam Bacile, aunque él lo ha negado.

Grupos de periodistas se apostaron hoy frente a la supuesta vivienda de Basseley en el área de Cerritos con la esperanza de captar imágenes y recoger las impresiones de la única persona que públicamente ha proclamado estar al frente del filme, pero la espera no dio frutos.

Basseley es un completo desconocido en Hollywood y ni siquiera figura en la web Imdb, la base de datos de referencia de la industria del cine en EE.UU.

Su nombre sí está asociado con un fraude bancario ocurrido en 2010 por el que fue condenado a 21 meses de prisión o el pago de una multa por valor de 790.000 dólares.

Desde el pasado mes de julio se pueden ver extractos de la película en internet, algo que ha obligado a Youtube a bloquearla en varios países árabes para evitar nuevas protestas.

El reparto y el equipo del filme, formado por unas 80 personas, sostienen que fueron "embaucados" sobre el propósito de la película, que se les presentó como una historia de aventuras ambientada en el pasado árabe y que llevaba por título "Desert Warriors".

El elenco indicó que ni en el guión ni en el rodaje se hizo referencia alguna a Mahoma, algo que presuntamente fue añadido sin su conocimiento en un doblaje posterior.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.