Cultura

publicidad
04 de septiembre de 2011 • 06:11 PM

Invitan a los niños a preguntarse ¿Qué tan alto es arriba?

 

La búsqueda de “Pequeña Estrella” por detener el tiempo y lograr evitar la muerte de su abuela “Bagia” es el hilo conductor de “¿Qué tan alto es arriba?", obra a cargo de la compañía Teatro de los Volcanes, que fue montada este mediodía en el Teatro Sergio Magaña, de esta capital.

Dirigida al público infantil, la puesta en escena relata las peripecias que “Pequeña Estrella” pasa para poder comprender que la naturaleza y todos los elementos que la integran tienen un ciclo que deben cumplir, porque "así son las cosas y así deben ser".

Durante su travesía, “Pequeña Estrella” y el “Pájaro que no tiene alas” se enfrascan en un largo viaje, a través de "El mar que no tiene playas", "La isla de los vientos rugientes", "La isla de las lluvias diluviosas" y "La isla de las nieves silenciosas", cruzando lugares como "Los vientos de la incertidumbre" o "Las nieves de la desolación".

De este modo visitan a los magos que habitan cada una de las islas, a la caza de la respuesta a cómo silenciar la música que motiva al Sol y la Luna para bailar y así detener la marcha del tiempo, aunque el "agua para el café no hierba nunca" y "las vacaciones jamás lleguen".

Sin embargo, los hechiceros les piden se pregunten: ¿qué tan alto es arriba?, ¿qué tan bajo es abajo? y ¿a dónde miras cuando te das la vuelta?, pues estas respuestas los llevarán a la solución del enigma al que buscan poner fin.

Así, regresan a su hogar, aceptando que es imposible detener la danza de la Luna y el Sol, pues es motivada por los latidos de todos los corazones y es necesaria para que la vida tenga lugar y la naturaleza se desarrolle plena y armoniosamente.

El montaje, dirigido por Raúl Pérez, cuenta con las actuaciones de Franco Alejandro Trejo Hernández, Metztli Zaa Tripp Espinosa, Sofía Eloisa Pérez Serrano y Lizeth Islas Rodríguez, entre otros, y podrá ser disfrutado por el público mañana en el Centro Cultural José Martí y el próximo domingo en el Teatro Sergio Magaña.

Al término de la obra, el director y el elenco expresaron la emoción que experimentan por su próxima actuación en el "Sexto encuentro de teatro infantil hecho por niños", que se celebrará en Guadalajara.

Asimismo, recibieron el reconocimiento y agradecimiento por parte del público asistente, que los despidió satisfecho y contento de haber presenciado la puesta.

El director del Teatro Sergio Magaña, Luis Chavira, también destacó la labor de Raúl Pérez en el teatro infantil.

Pérez, quien tiene 16 años haciendo teatro para y con niños, manifestó en entrevista la satisfacción que para él representa poder llevar un buen mensaje a los niños, para que a través de este arte escénico puedan volverse más "sensibles ante la vida".

También manifestó que es importante incluir al teatro dentro de la formación de los infantes, pues si falta "en la educación, algo anda mal", ya que es muy necesario en la actualidad sensibilizar a los niños, a través de las artes y principalmente del teatro.

Señaló que esta disciplina debe ser formativa, como es el caso de "¿Qué tan alto es arriba?", para contribuir a que los infantes vean la vida desde otra perspectiva, pues el teatro es el reflejo de la vida misma, concluyó.

Notimex Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.