publicidad
14 de septiembre de 2012 • 02:51 PM

La Bienal de Arte de Liverpool recibe a un "huésped inesperado"

 

La Bienal de Arte contemporáneo de Liverpool inaugura mañana su séptima edición, basada en el lema "El huésped inesperado", bajo el que engloba una serie de obras basadas en el concepto de la hospitalidad.

En un año en el que Reino Unido ha recibido a millones de visitantes de todo el mundo con motivo del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II y de los Juegos Olímpicos de Londres, la Bienal decidió centrar su principal exhibición en la hospitalidad, a través del trabajo de alrededor de 60 creadores.

Se trata de un "concepto amplio", entendido tanto en el sentido de "la actitud de acoger a los foráneos" como en el de "una metáfora de las condiciones y las energías que inspiran a los artistas en cada lugar", explicó Sally Tallant, la directora de esta muestra de arte que se celebra cada dos años en Liverpool (centro de Inglaterra).

Por ello, una de las piezas estrella de la Bienal, que este año cuenta con hasta 27 recintos distintos, es "The Source" ("El origen"), una instalación multimedia del estadounidense Doug Aitken en la que el autor indaga sobre la fuente de la inspiración de artistas como la actriz Tilda Swinton o el músico Jack White.

Ubicada junto a la galería Tate de Liverpool, al lado del río Mersey, que caracteriza la ciudad, se trata de un pequeño pabellón construido con el arquitecto británico David Adjaye donde se reproducen simultáneamente las entrevistas que Aitken ha mantenido con los otros artistas para entender la fuente de su creatividad.

El resto de la exhibición "The Unexpected Guest" se reparte entre varias galerías de la ciudad, entre ellas la Cuinard Building, un edificio inspirado en el palacio Farnese de Roma que se abrirá por primera vez al público y contiene obras de la tunecina Nadia Kaavi-Linke y el brasileño Runo Lagomarsino, entre otros.

La muestra también incluye "Outside!", de la española Dora García, que mezcla técnicas televisivas con otras del teatro experimental con lo que intentará que los residentes de Liverpool compongan su propia versión de la ciudad.

Uno de los espacios más interesantes de la Bienal es un antiguo taller de la Universidad John Moores, que acoge trece exhibiciones sobre la hospitalidad seleccionadas por la asociación Bloomberg New Contemporaries, así como la pieza "Refractions" del argentino Jorge Macchi.

Macchi, cuya obra combina a la perfección con el ambiente desolado del antiguo taller, con luces frías y serrín aún esparcido por el suelo, intenta simular con 27 barras de hierro en un amplio espacio la sensación de "caerse dentro de una piscina".

Por su parte, en la galería "Open Eye", los responsables de la Bienal sumergen al visitante en la obra del fotógrafo japonés Kohei Yoshiyuki, que a finales de los setenta publicó una serie de instantáneas "robadas" a parejas que mantenían relaciones sexuales en los parques de Tokio.

Con una linterna y en una sala totalmente oscura, el visitante deberá ir buscando, como si fuera un voyeur, las fotografías tomadas por Yoshiyuki que están colgadas en las paredes.

La Bienal también se dejará ver por las calles de Liverpool, donde se han instalado algunas obras como la del artista cubano José Angel Vincench que reflexiona sobre el exilio.

Desde mañana y hasta el 25 de noviembre, la ciudad que vio nacer a los Beatles se convertirá en la capital del arte del Reino Unido con esta muestra de 242 artistas que en la edición de 2010 atrajo 600.000 visitantes a la ciudad.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.