Cultura

publicidad
17 de febrero de 2013 • 08:36 PM

Padura defiende su lucha por ser más libre al recibir Premio Nacional de Cuba

El escritor cubano Leonardo Padura defendió su voluntad de seguir siendo el mismo, pensar con su cabeza y ser cada día más libre, al recoger el Premio Nacional de Literatura 2012, que le había sido otorgado en diciembre de 2012 y que recogió hoy en el marco de la Feria del Libro de la Habana.

"Lucharé por continuar siendo el mismo, por pensar con mi cabeza, por ser cada día un poco más libre mientras que escribo 'Herejes', una novela sobre los riesgos de asumir la libertad, en otros tiempos históricos y también en este tiempo presente desde los días de mi vida", afirmó durante el acto de entrega del galardón.

Padura (La Habana, 1955), se congratuló de que su trabajo le dio la "entrañable oportunidad" de "conocer" al policía Mario Conde, el personaje fetiche de sus noveles policiacas, a quien consideró "un amigo" que durante 23 años ha viajado con él ayudándole "a entender este país singular y enigmático en el que vivimos, a veces tan generoso y a veces tan mezquino".

Y también, añadió, "a darle forma y expresión a mis sentimientos sobre la historia, la vida, la amistad, el amor, el miedo, la frustración, la pobreza humana material y espiritual, y la condición de ser cubano".

El narrador, periodista y ensayista, considerado uno de los escritores más populares dentro y fuera de la isla, defendió el trabajo como el medio que le ha permitido ganarse la vida "decente y buenamente" y "tener lo que tenía que tener" sin que nadie se lo otorgara "por complacencias de ninguna clase".

Asimismo, reconoció los "sinsabores" que le ha traído su labor de escritor y que como tal no ha podido sustraerse a "los beneficios y las calamidades".

Dijo que por sí mismo ha podido comprobar que más duro se le hace a algunos admitir el éxito ajeno "si el personaje en cuestión no pertenece a capillas, ni comparte militancias partidistas o grupales, si él éxito es el resultado del trabajo cotidiano y no de favores compartidos".

"He tratado a lo largo de todos estos años y cada vez con más conciencia e insistencia de ser un hombre todo lo libre e independiente que puede ser una persona en un mundo y en una sociedad como esta en que vivimos", subrayó.

Padura sostuvo que ha tratado de decir "con sinceridad" lo que piensa, dentro y fuera de la isla y que ha mantenido "la fidelidad" a sus amigos dentro y fuera del país.

No obstante, admitió que ha sufrido sus "miedos", pero afirmó que no se ha dejado "vencer" por ellos "a través de la simple fórmula de enfrentarlos".

"Nunca me he dedicado a atacar a nadie, y menos por sus opiniones políticas pues creo que todas son respetables mientras no agredan o limiten el derecho y la dignidad de los demás", aseguró.

Sobre sus libros dijo que ha escrito los que ha querido, y los que ha creído que "podía y debía" escribir.

Sostiene que por todo esto ha "pagado un precio", aunque, dice, lo "ha hecho con satisfacción".

Pero cree que se lo merece "por ser un cubano de estos tiempos, por escribir, pensar, actuar y vivir como he vivido, golpeando cada día al yunque para sacar chispas en el metal más duro, dando la lata y gritando lo que tenemos que gritar, nuestra pequeña verdad, nuestra pequeña angustia y también nuestra pequeña alegría".

En la ceremonia celebrada este domingo se encontraban el ministro de Cultura, Rafael Bernal; la presidenta del Instituto del Libro, Zuleica Romay, varios premios nacionales de literatura, intelectuales y numeroso público.

Padura adelantó a Efe que la presentación de su nueva novela "Herejes" tendrá lugar en septiembre próximo posiblemente en el "Hay Festival" de Segovia (España, centro) y sobre el avance en la adaptación de cuatro de sus novelas para construir una serie de televisión de ocho capítulos con Mario Conde de protagonista.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.