Costa de Fuego

publicidad
21 de julio de 2012 • 09:32 PM • actualizado a las 09:36 PM

El heavy llama a la puerta de Benicàssim

 

La primera edición de Costa de Fuego ha cerrado sus puertas tras dos intensas jornadas que han poblado el recinto del FIB de melenas y contundencia sonora. Con más de 50 bandas en cuatro escenarios y una asistencia media de 12.000 personas por día, la cita del heavy metal con la ciudad castellonense ha sido valorada positivamente tanto por la organización del evento como por las autoridades competentes.

Entre el más de medio centenar de grupos que iban del heavy metal más clásico al hardcore, trash o doom, se han dado cita nombres de la importancia de Guns N’ Roses, Marilyn Manson, In Flames, Paradise Lost, Barón Rojo o Nightwish con diversa fortuna en sus actuaciones.

En el primer día de actuaciones los asistentes pudieron disfrutar de bandas nóveles como Dry River, consagradas como Warcry, Aneglus Apatrida o Lacuna Coil, resucitadas como los Gunners de Axl Rose o leyendas con tres décadas sobre los escenarios como Barón Rojo y Obús. En la segunda jornada Marilyn Manson eclipsó con un espectacular show un  día en el que In Flames, Nightwish, Hamlet, Opeth o Berri Txarrak deleitaron con sobresalientes directos a más de 10.000 festivaleros de los que 4.000 ocuparon la zona de acampada anexa al recinto del Costa de Fuego.

Vince Power, director de Maraworld, dejó ver en la rueda de prensa de balance de esta primera edición del festival que Costa de Fuego tendrá una segunda edición tras asegurar que la consolidación del evento, que ha dado 3 millones de euros de beneficios indirectos y ha proporcionado empleo a más de 300 personas, tendrá lugar  “para dentro de entre tres y cinco ediciones”.

Terra Terra